Malcolm in the middle

Malcolm
Tras 7 temporadas y 151 episodios “Malcom in the middle” se despidió de nosotros el pasado 14 de mayo. Nos ha abandonado la familia disfuncional más bizarra de la televisión. Lo que empezó como una serie alternativa se ha convertido en material de culto y en algo imprescindible si se aprecia la televisión en toda su magnitud.

La familia está liderada por la super stressada mamá Lois (Jane Kaczmarek) y su excéntrico marido Hal (Bryan Cranston). Francis (Christopher Masterson), el hermano mayor, anteriormente un adolescente criminal internado en una escuela militar, vive después en un rancho con su mujer Piama. Después de Francis, está el tontaina de Reese (Justin Berfield), un tío con unas ideas de bombero alucinantes. También está Dewey (Erik Per Sullivan) menor que Malcolm (Frankie Muniz), un pequeño genio con gran potencial maligno. El bebé de la casa es Jaime, que ya empieza a despuntar como futuro creador de problemas. Malcolm ya tenía suficiente con aguantar las locuras de su familia cuando en el colegio empieza a recibir un tratamiento especial por haber sido diagnosticado como un genio avanzado a su edad.

Ahí van algunas curiosidades:

Frankie
Malcolm se dirige directamente a cámara (estilo Zack Morris en “Saved by the bell”) y, a diferencia de la mayoría de series, esta sitcom está rodada con una sola cámara y al estilo cinematográfico.

La música de la carátula de la serie, es la canción “Boss of me” de “They might be giants”, quienes son los responsables de todas las músicas de las dos primeras temporadas.

Dewey
El apellido de la familia sólo se dijo una vez en toda la serie, aunque fue en el piloto nunca visto, pues los creadores decidieron que fuese un secreto y de esta manera poder hacer más bromas, cosa muy recurrente en la serie. El apellido es Wilkerson.

Hal, Reese y Dewey son los únicos tres personajes en aparecer en todos los capítulos de la serie.

Los Mankusser, el matrimonio para los que trabaja Francis en la granja son alemanes, aunque en Alemania dijeron que eran Daneses… ese orgullo patrio. Bueno, aquí también decíamos que Manuel de “Fawlty Towers” era mejicano cuando en la serie decía que era de Barcelona… Por cierto, Mankusser quiere decir Man-Kisser, hombre que besa. Si es que son friquis hasta para esto.

Frankie es un fan total de los coches y, a parte de poseer un Porsche Speedsters también tiene un VW Jetta (como “The fast and the furious”) y, de momento, va a aparcar su vida cinematográfica para probar suerte en el mundo de las carreras de coches. Tiene una mega-mansión (con spa y teatro incluídos) en California y está comprometido con una sureña. El menda tiene 21 años.

Reese
Justin Berfield tiene su propia productora llamada “J2 TV” y tiene un Mercedes Benz C320 sedan y un BMW X5. Su casa de Los Ángeles se la compró a Jessica Simpson y también tiene un rancho en Dallas.

Francis
Y el más jevi, Christopher Masterson, se parece bastante a su personaje en la serie. Cuando era más jovenzuelo dedicaba su tiempo libre a diversos actos vandálicos, entre ellos robar señales de stop y mangueras de los bomberos. Las guarda de recuerdo. Fuma un huevo y dice que no piensa dejarlo, y tachán tachán: ¡Pertenece a la iglesia de la Cienciología!

Bryan Cranston se ordenó sacerdote mientras estudiaba para tener un trabajo de media jornada. Esto creo que tendré que investigarlo porque aún estoy flipando. Me voy a hacer monja de media jornada a ver si esto de estar casa con dios (a medias) me da algún beneficio fiscal. Ah! Y el Power Ranger azul lleva su apellido (Cranston) pues hizo el casting para algún personaje y no le cogieron. Se ve que, al menos, les cayó bien.
Lois
En el capítulo final de la serie se ve como a Malcolm y a Stevie les ofrecen ganar una millonada en una empresa donde necesitan genios pero tras una bronca supina de su madre, Malcolm se gradúa y se va a Harvard, mientras que Reese se va a vivir con Craig (el gordo pesado del Lucky-Aide enamorado de Lois) y se convierte en el conserje del instituto. Y el gran Dewey prepara la trastada más grande que la familia haya visto a modo de despedida de los tres hermanos, pues ya no vivirán más juntos.

Francis reaparece con Piama y nos explican que ha conseguido un trabajo estable de 9 a 5 en un cubículo, y está esperando un hijo. Le guste o no, Francis es como su padre, con una mujer loca a la que adora, con ideas de bombero e hijos locos. Él está encantado con la idea, pero nunca se lo confesará a su madre.

En la última escena de la serie se ve como Lois se hace una prueba de embarazo y se la enseña a Hal, quien chilla como un loco. La saga continúa.

Scroll To Top