Apestas: Rex, un policía diferente

Puto Rex
Ui, que chuchín más encantador… Odio las series de animales y Rex se lleva la palma. “Kommissar Rex” es el pastor alemán más conocido de la tele y el más quemado. Durante las 10 temporadas que ha durado esta infamia (no me lo puedo creer aún) dos canes (padre e hijo) han interpretado al simpático perro ladrón de bocatas de choped. Rex es también el mejor policía de la brigada de homicidios de Viena… yo de ellos no estaría muy orgullosa.

Esta serie lleva en Antena 3 desde 1998, o sea, 8 largos años de agonía donde cada una de las tardes de los 3000 fines de semana, el perro y sus sucesivos amitos nos han deleitado con sus hazañas, que a mi parecer son siempre las mismas. Cuando ves esta serie te parece haber entrado en un bucle eterno de ciudades decadentes y animales más inteligentes que los humanos. Haces zapping buscando diversión y te entretienes en Antena 3 viendo los anuncios de Giochi Preziosi esperanzado de que cuando acaben verás alguna de las hermanas Olsen y ¡no! Hacen Rex. Siempre es Rex. Y lo peor es que, aunque los capítulos siempre son repetidos, siempre te parecen los mismos. ¡Dios mío! Es la pesadilla hecha perro, como en el libro de Stephen King.

Dicen por ahí que lo bueno que tiene es que es una serie de entretenimiento para toda la familia y que con ella puedes ver Viena en todo su esplendor. A lo primero respondo que me da miedo imaginarme a los padres y a los hijos riendo abrazados viendo a un chucho y a lo segundo: Coño, para eso te coges un Ryanair, te plantas allí y no hace falta tragarse bodrios centro-europeos, producto de la guerra fría.

Yo creía que era una serie que sólo gustaba a los abuelos, pero está claro que no. He encontrado una web que casi me caigo de espaldas. Es la única web en español dedicada enteramente a estas aventuras caninas por Austria y, lo más jevi es que sus creadoras, (una pandilla de fanáticas mezcla de chilenas y españolas) organizaron dos viajes a Berlín para ver las obras de teatro de Gedeon Burkhard (el segundo dueño de Rex después de que asesinasen al primero, Tobias Moretti) y pedirle autógrafos. Está claro que hay gente para todo.

Por favor, programadores de Antena 3 y Ministerio de Sanidad (mental): ¡Dejen de emitir Rex o me va a entrar diarrea cerebral!

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top