Le perdoné y ahora me ha vuelto a cabrear

Rob Lowe
Rob Lowe es de esos personajes difíciles de odiar, pues tiene cara de bueno y es muy tonto. (Añadido de última hora para empezar a cogerle tirria: acabo de encontrar una foto del menda posando en pelotas con el nardo al aire, manda güevos).

Pobrecito, ¿qué culpita va a tener él se ser un rompebragas? Fue novio de Melissa Gilbert (aka Laura Ingells), de una estrella del Playboy (ex trabajadora del gobierno), Natassja Kinsky y la Princesa Estefanía de Mónaco. Vamos que se tiró de lo bueno lo mejor, de lo mejor lo superior.

Cuando estaba en lo más alto de su carrera, con 24 años, va y se monta un trío con una peluquera y una menor (16 años tenía la jodía) y se grava un video casero con los folleteos. Y eso que se las encontró en la Convención Nacional Demócrata, debía tener algo que ver con la erótica del poder. Había otro video gravado en un hotel de Paris donde se beneficiaba a la misma menor y a su novia peluquera lesbiana. Este tío es más tonto y no nace. Por ello, le condenaron a rehabilitación y a 20 horas de servicios comunitarios. También condenaron su carrera cinematográfica.

Pero después de pasar por sendas clínicas tras reconocer su malsana adición al sexo, se casó con una maquilladora con la que ya ha tenido dos hijos e intenta ejercer de padre ejemplar. Si ella se lo quiere creer…

Pero claro, hay más, un miembro del Brat Pack no podía tener una sola adicción y por supuesto también era alcohólico y drogadicto. Los componentes del Brat Pack se convirtieron en sex symbols y el pequeño Rob el que más. Allí donde fuera le perseguían centenares de niñas gritando y más de un rodaje se tenía que blindar porque sino se lo comían (en el rodaje de de “St. Elmo’s Fire” tuvieron que poner seguridad extra porque el pobre no podía ni caminar). Supongo que en agradecimiento a sus fans, decidió follárselas a todas. Eso es una estrella y lo demás son tonterías.

Y ¿por qué le perdoné? Pues porque me enganché a “The West Wing”, y el personaje que interpreta es encantador. Sam Seaborn es guapo, listo, simpático, caballeroso, justo y amigo de sus amigos. Vamos, tremendo. Y no se porque, pero hasta me parecía buen actor. Pero a mediados de la cuarta temporada, en pleno apogeo de éxito, va y deja la serie. Unas fuentes dicen que fue por pasta y otras que fue por cuota de pantalla ya que el señorito entró en la serie como gran estrella y poco a poco los demás le fueron comiendo terreno y su personaje perdiendo importancia. Deja una serie de gran éxito para dedicarse otra vez a la serie B y a los proyectos cancelados. Todos juntos: ES-MUY-TONTO.

Y si todo esto que os he contado no es suficiente para volver a cabrearme, os diré que el bueno de Rob ayudó al amigo Arnold Schwarzenegger para conseguir la victoria republicana para convertir a Conan en Gobernador de California. Y mi pregunta es: Como le pillaron fornicando con las menores en un congreso demócrata, ¿se pasó al otro bando?

Se ve que es sordo de su oído derecho, ves a saber por donde se metía la cachimba. ¿Por qué? Porque es leeerdo.

Scroll To Top