Remington Steele, con sus ojos azules y su misterioso pasado

Remington SteeleHoy volvemos al pasado recordando una de las series favoritas de mi infancia y preadolescencia. ¿Recordáis cómo comenzaba cada capítulo de Remington Steele? Era la voz en off de Laura Holt diciendo algo así:

Tengo un oscuro secreto: el detective Remington Steele… no existe. Lo inventé. El caso es que siempre me gustó la acción, así que estudié para detective privado y puse mi nombre en una oficina. Pero nadie picaba a mi puerta. Una investigadora privada mujer parecía tan… femenino. Así que me inventé a un jefe. De repente comenzaron a llegar casos como por arte de magia, hasta el día que él apareció, con sus ojos azules y su misterioso pasado. Antes de que me diera cuenta se convirtió en Remington Steele. Ahora yo hago el trabajo y él se lleva los honores. Es peligroso, pero si la gente se lo cree, yo puedo seguir adelante. Nunca mezclamos trabajo con placer, bueno, casi nunca. ¡Y ni siquiera sé cuál es su verdadero nombre!

Poco más hay que decir sobre el argumento. En cada episodio se planteaba un misterio que se solucionaba con la profesionalidad e inteligencia de Laura y la frescura canalla de Remington. No faltaban, como manda en una serie de detectives, las persecuciones, situaciones de peligro y los momentos románticos.

La serie duró 5 temporadas, se emitió en plena década de los 80 y catapultó a la fama a un desconocido Pierce Brosnan, el mejor James Bond desde Sean Connery. Stephanie Zimbalist, que interpretaba a Laura Holt, nunca consiguió la notoriedad de Brosnan, pero se ha hecho un rinconcito en el mundo del teatro y las TV movies.

Remington SteeleOtros actores, entonces nada famosos (recordad, estamos en plenos 80), como Sharon Stone, Geena Davis o Paul Reiser aparecieron en la serie de forma ocasional. No fue así en el caso de James Read (el norteño de “Norte y Sur” y el papá de las “Embrujadas”) y Janet DeMay, que durante la primera temporada trabajaron para la agencia de detectives. Sin embargo, fueron sustituidos a partir de la segunda temporada por la gran Doris Roberts en el papel de la inquieta y voluntariosa Mildred Krebs. Mildred entra en la serie como una auditora que investiga a la agencia, su tenacidad la obliga a perseguir a Remington y Laura hasta Acapulco, donde éstos intentan resolver otro de sus casos. Al final, Mildred les es de gran ayuda y deciden contratarla, convirtiéndose en su ayudante, asistenta y también un poco en su madre.

“Remington Steele” debió finalizar al acabar la cuarta temporada, pero durante aquel verano se comenzó a hablar de Pierce Brosnan como el nuevo James Bond, lo que hizo que las audiencias de las reposiciones de la serie se dispararan, así que Pierce tuvo que aplazar el proyecto James Bond para grabar 4 capítulos más de “Remington Steele”. Muchos fans opinan que nunca debió existir la quinta temporada y que hubiera sido mejor acabarla al final de la cuarta, cuando Remington y Laura se casan para evitar que a Steel le deporten. En cambio, la quinta temporada se convierte en una agotadora luna de miel falsa en la que son perseguidos por un tal Roselli (Jack Scalia), personaje odioso donde los haya, y que finaliza en Irlanda sin convencernos de los verdaderos sentimientos de Remington y Laura.

Y para finalizar el post, algunas curiosidades:

  • La sintonía de la serie la compuso Henry Manzini.
  • Steele conducía un Auburn Speedster de 1936 y Laura un Golf.
  • Los nombres que aparecen en los 5 pasaportes de Steele son todos personajes interpretados por Humphrey Bogart.
Scroll To Top