Melmac y alrededores. Capítulo 1: mis alienígenas preferidos

Después de años de tele sabemos dos cosas: que no estamos solos y que la verdad está ahí fuera. Aunque la mayoría de nosotros no se ha visto las caras con ningún extraterrestre, la televisión nos los ha ido presentando minuciosamente: tenemos los lagartos súper malos que buscan apoderarse de nuestro planeta, los que llegan en masa y se instalan a lo Alien Nation o los desalmados que abdujeron a la hermanita de Mulder.

Claro que también están los que llegan en solitario o en pequeños grupos y pretenden hacerse pasar por humanos: unos van por ahí con capa y mallas, otros vinieron, procrearon, se largaron y luego volvieron casi dos décadas después, algunos vienen en plan familia para estudiar nuestras costumbres, e incluso hay quien va por ahí regalando trajes con súper poderes.

En fin, ahí van algunos de mis extraterrestres favoritos:

Los lagartos, que vuelven a estar de moda con esos deliciosos ratoncitos blancos.
¿Y si os digo que se está produciendo una mini serie tipo “V: the second generation” protagonizada por los actores originales? Inquietante.

Alf, esa cosita peluda comegatos, cruce entre Ewok y oso hormiguero. Yo no sé cómo los yankees insisten en ir a la luna pudiendo explorar Melmac. By the way, ALF significa Alien Life Formation. El verdadero nombre de la criatura era Gordon Shumway.

Superman, of course, pero el superman de “Lois y Clark”, que el de “Smallville” está un poco alelado, vaya que ni siquiera sabe volar.

El Clark periodista da mucho más juego, y también Lois, una Teri Hatcher que ya entonces comenzaba a ser una “Mujer desesperada”. Ya se sabe: pon un alienígena con capa y mayas azules en tu vida… y nada puede acabar bien.

Y aún hay algunos extraterrestres más que deberíamos tener en cuenta: la familia Solomon de “3rd Rock from the Sun”, Starman, las gemelas Olsen, etc.

Scroll To Top