Alias: la mejor serie de acción emitida jamás

Si no fuera porque existe “Friends”, me atrevería a afirmar que “Alias” es lo mejor que he visto desde que se inventó el tubo de rayos catódicos. El problema es que en España la serie ha sufrido las consecuencias de la profunda ineptitud de los programadores autóctonos que la han relegado, en el mejor de los casos, a la difícil franja del sábado por la noche. Aunque dejaremos, de momento, las aptitudes (o falta de ellas) de nuestros programadores y seguiremos con lo importante ahora: Alias.

Para los que no hayan visto la serie aún (hacedme caso, si os gusta “Lost” y flipasteis con la primera temporada de “Veinticuatro” no os la podéis perder) sabed que va de una súper-espía que trabaja para la CIA infiltrada en una organización hiper-maligna conocida como SD-6… vaya, lo que viene siendo una agente doble. Sin embargo, pararse aquí es quedarse tan corto que casi ofende. Los que ya estáis enganchados sabéis de qué hablo, los que no, aquí tenéis algunas razones para ver “Alias” lo antes posible:

  • Porque ha surgido de la cabecita de nuestro miembro favorito del club de ajedrez: JJ Abrams.
  • Porque sale Michael Vartan (¿necesitáis más razones?)
  • Porque la mayoría de los guiones rozan la perfección.
  • Porque cada vez que aparece Lena Olin temes que explote la televisión de lo grande y magnífica que es esta mujer.
  • Porque Jennifer Garner tampoco lo hace nada mal.
  • Porque flipas con las escenas de acción.
  • Porque flipas más aún con las escenas sin acción.
  • Porque después de cinco temporadas aún te sorprende cada capítulo.
  • Porque consiguen que sufras, te emociones e incluso rías.

Si os ha picado el gusanillo, aunque sea solamente un poquito, ya ha valido la pena el post (sabed que están a la venta las tres primeras temporadas). Si ya seguís la serie a través de Cuatro, vais a flipar con el final de la segunda temporada. Finalmente, si os bajáis los últimos capítulos de la quinta temporada… en fin, duele pensar que esto se acaba.

Scroll To Top